Música y libros     Editora     Eventos     objetos

lunes, agosto 28, 2006

La nata del té con masitas

Muchos amigos me dicen que es ridículo defender al gobierno sólo porque te molestan sus enemigos. Que se puede mantener una distancia crítica sin por eso ser Mariano Grondona o un miembro de la Sociedad Rural. Supongo que tienen razón, y que es pueril moverse a fuerza del supuesto de que el enemigo de tu enemigo es tu amigo. Ahora bien, escuchándolo hoy a Jorge Lanata, no parece tan fácil escaparse de las dicotomías. Él quiso criticar al gobierno por izquierda y encontró que no había demasiado espacio para ello. Por eso hoy escribe en Perfil y trabaja en la Radio Uno. Pero si no alcanza con trabajar en medios oscuros que, por curiosas razones, sostienen posturas similares a la propia, también parece estar obligado a adular a sus nuevos protectores. Hoy fue a almorzar con Mirtha Legrand, y no sólo elogió a Tinelli, también dijo que Bailando y cantando por un sueño le parecían muy lindos. Además defendió a Macri (dijo que quedó demasiado pegado a la foto del menemismo, lo cual es injusto) y a Sobich (él siempre tan bien informado resulta que no sabe nada de Neuquén y el otro día tuvo un diálogo muy amable con su gobernador).
Yo entiendo que la lógica de los medios es perversa, pero a mí me resulta muy triste verlo representar ese papel. No es que crea que fue el modelo del periodista intachable, y siempre se rumoreó que recibía sobrecitos como todo el mundo, pero después de pasar por la dirección de Página/12 y sostener un ciclo televisivo crítico frente al menemismo, verlo en un todo de acuerdo con una señora conservora y retrógrada es un poco angustiante. La única constante parece ser su adicción al cigarrillo.
Además, dijo algunas otras cosas bastante incoherentes. Como por ejemplo, encomiar la labor de Castro en Cuba (que está hace millones de años en el poder) y criticar a Kirchner por su voluntad hegemónica. O criticar a Cristina Kirchner por meterse con los periodistas, diciendo que “la pareja presidencial no se da cuenta del poder que tiene, actúan irresponsablemente, actúan como periodistas…” es decir, admitir que los periodistas no reconocen tener poder y tienen impunidad para decir lo que se les ocurra…
Se me dirá que no es fácil estar en el lugar de Lanata, y tener la opción de trabajar para jefes siniestros o irte a tu casa. Podría conservar la dignidad, y seguir escribiendo libros: Argentinos 58 o ADN II: por qué los argentinos le ponen chimichurri a la carne, esa mezcla de historia y generalizaciones sociológicas que últimamente están tan de moda.

4 comentarios:

Marcelo dijo...

un solo comentario, Sibelius: por qué tomar a Lanata como modelo o paradigma de periodista progre o de izquierda?
No es patrón de comparación hoy en día.
Lo que hizo, lo hizo.
Pero luego mostró por donde le tira la sisa.
Ya fue.
Es como tomar a Verbitsky, desde otro lugar, por el mismo isotipo.
Fueron.
Se perdieron en el camino.
Quedan pocos.
Claudio Uriarte, por ejemplo. Pero ya lo ralearon.
Saludos

Anónimo dijo...

Otra vez en Sibelius el comentario de que Perfil es un diaio oscuro. En otro blog se lo clasificó de siniestro, pregunté por qué y no me dijeron.
Es mas siniestro y oscuro que clarin, pagina 12 (el diario que pagamos entre todos), la nación o crónica? Por qué es oscuro?
En cuanto al gobierno se lo puede criticar por izquierda...justamente por el lado que define a la izquierda: la distribución del ingreso, que empeoró. Ojo, yo creo que si el pais crece la distribución del ingreso empeorará siempre, por la propia estructura del pais (lamentablemente los de muy abajo, que son ejercitos, no tienen las habilidades básicas para insertarse en ningún "proceso de goteo", por lo que sobre todo en periodos de crecimiento fuerte se quedan mirando). Por lo tanto, creo que no es justo criticarlo, pero es un flanco explotable por izquierda (y de hecho, cuando salieron las cifras, Kirchner se calentó y anunció cambio en la metodología del INDEC).
Lo de cantando y bailando por un sueño, no me lo quiero ni imaginar. Debe ser una pesadilla.
Y si, ya lo puse una vez, apoyar a alguien porque no te caen bien los opuestos es muy propio del pil version pba (perf. idiota latam, version perf. boludo argentino). No le gusta Bush, entonces apoya a los talibanes y a Castro. No le gusta Videla, entonces apoya a los montoneros (salvo si le nombas alguno en concreto...si le decis que apoya a Firmenich, entonces piensa un ratito), no le gusta israel, entonces apoya a Hizbulla (aunque le nombres que estan los ayatolas detrás, ahí no piensa. Incluso si es mujer, lo cual es divertidisimo), no le gusta el capitalismo, entonces apoya el populismo de derecha (aunque le haya ido como el culo). Razonar con el higado es hermoso.

El Ruso

Sibelius dijo...

No digo que esté mal criticar al gobierno por izquierda. Está muy bien. Pero hacerlo desde los medios de la derecha es, por lo menos, raro. Tiene razón, Perfil no es oscuro. Es simplemente, un diario de mierda. Mal pensado,mal escrito, intentando cumplir el rol opositor, y siendo sólo un diario amarillo pésimo.

Anónimo dijo...

Si...es raro, pero es normal. Por lo general la derecha ataca por derecha, pero a veces, como lo importante es el ataque ataca por izquierda o incluso por detrás.

Sobre Perfil. Ok, ahora se entiende. Es un mal diario, no es no oscuro ni siniestro. Hay una gran diferencia entre una casa fea y la Esma por ejemplo. Hay que ser mas claro.

El Ruso