Música y libros     Editora     Eventos     objetos

jueves, febrero 08, 2007

Muñiz u otras estaciones

Vi una obra de Guillermo Yanícola hace unos meses. Entonces fue que me enteré de la existencia de este músico/escritor/actor/director/profesor/clown. Disparate es una obra alucinante en muchos aspectos, pero seguramente lo que más se destaca es el texto. Lo ingenioso del texto. El juego con las palabras que le permite el humor, la ironía, el drama. Cómo con elementos simples crea un conjunto complejo. Y eso es lo que pasa con las mentes creativas. Que a partir de materiales con los que a nosotros no se nos ocurriría nada, ellos arman cosas poderosas.
Bueno, eso es lo que ocurre también con Muñiz u otras estaciones, obra escrita y dirigida por Yanícola. Para comenzar, la puesta en escena es impecable: música, decorado, luces, vestuario. Todo sencillo, pero perfecto en su juego de correspondencias, colores, texturas, sonidos. Los clowns en el escenario son fantásticos. Por el manejo de sus gestos, su cuerpo, la manera de decir esas pocas extrañas líneas que tienen en idiomas ajenos o inexistentes. Y el recurso básico de la obra es bárbaro: siete payasos esperan el tren en una estación en andenes encontrados. El juego de luces nos permite ver, como el corte de una cámara, la secuencia de lo que acontece en un andén y otro. Y el bajar del escenario y correr entre las sillas se equipara a bajar a las vías y cruzarlas. Con ese recurso sencillo +excelentes actores+buena música+sonidos se logra una obra original y divertida que aplaudís con ganas. Que recomendás con entusiasmo (como yo ahora). Con cuadros que recordás al día siguiente y te reís sola.

PD: Sé de muchos que discriminan los espectáculos de clowns por considerarlos circenses, o últimamente, espectáculos de arte callejero. Pero que exista algún payaso patético que intenta distraernos en el semáforo y nos induce a pensar que no haría tan mal limpiando el vidrio, no nos autoriza a desmerecer una disciplina difícil. Para quitarse el prejuicio, nada mejor que ver a estos payasos esperando el tren.

Podés ver Muñiz u otras estaciones los martes a las 23 y los miércoles a las 21.30. En la Alianza Francesa. En esa misma sala también se pueden ver Disparate, Los fines, Floresta –las otras obras de Yanícola- y también comprar sus libritos.

7 comentarios:

Marcelo dijo...

con todo respeto, gente de Sibelius, extraño otro tipo de post, esos en los que comentábamos con sangre, sudor y lágrimas.
todo bien con la poesía, con los encuentros en los W.C., y con los payasos, pero, no tienen ganas de que nos agarremos ("intercambiemos opiniones") como hacíamos meses atrás?
en particular, para mi entrar a Sibelius (uno de los cuatro o cinco blogs que visito diariamente) forma parte de mi rutina de "esparcimiento" mediática.
cuando no estoy laburando, estoy leyendo por placer, y así el encontar algun post movilizador me resulta agradable (y necesario).
además, compartir ideas (u oponerse a ellas) con el Ruso y con algunos de ustedes y otros visitantes y comentaristas, es un buen ejercicio para mantener las neuronas y los dedos en actividad.
los espero.
saludos

Sibelius dijo...

Perdón Marcelo pero estamos terminando el número cinco de la revista y eso nos deja escasas energías para postear. Por otra parte, cada vez con menos ganas de política y polémica. Más con una onda paz y amor. Ya abandoneremos el Rivotril y retornaremos a las diatribas virulentas.
Entre tanto estoy leyendo el libro de Murakami Kafka en la orilla.

Anónimo dijo...

Macelo,

Yo después de lo de la inflación creo que también estoy con ondas de amor y paz. Ya vendí los bonos argentinos que tenia (gane un 38% que no está mal)...creo que sobre argentina no es bueno discutir...es una nación puta de alma y punto...mas vale dedicarse al turismo que es barato.
El Ruso

Anónimo dijo...

alma puta...nunca mejor dicho. Fijense esta párrafo sacado del diario íntimo de kirchner (pagina12$..el signo $ es porque se vende).

"Los técnicos que elaboran la encuesta participaron de las protestas y denuncias del personal del Indec y amenazaron, según versiones de los delegados de ATE, con difundir el índice que surgía de sus propios relevamientos si el publicado por las autoridades resultaba significativamente menor. Pero luego desistieron de hacerlo y aceptaron el compromiso de las autoridades de que no se producirían nuevas remociones, más allá de la de la directora, Graciela Bevacqua".

Como solo van a echar a Bevacqua, yo me callo la boquita. A mi me pagan, che...y lo de Bevacqua por algo será.
Asqueroso...encima lo escriben en el boletín oficial sin necesidad de edulcorarlo. Es un pais con el alma puta...si, es una buena definición.
El Ruso

Marcelo dijo...

Ok, Sibelius, entiendo.
sea, pues, entonces, intercambios sobre musica o literatura.
Murakami me gusta fragmentariamente: es decir, algunos libros (Al Oeste del Sol, al Sur de la frontera, en particular) me gustan muchos, y otros no tanto (entre ellos, el que estás leyendo ahora, Kafka en la orilla).
si me permitís una sugerencia, vaya, entonces, el ultimo (traducido) de Nick Hornby.
Y Ruso, sí, lo de que hicieron con el INDEC es vergonzoso, pero, como una vez le escuché decir a Torrijos, a nadie le pisan la cabeza si antes no la agacha...
los muchachos del INDEC se bajaron los lienzos -temerosos o transeros-, y eso deja contento a Moreno y sus jefes superiores.
envidio tu habilidad financiera: un 38% no está nada mal, efectivamente.
saludos

Anónimo dijo...

Marcelo,

Lo de mi habilidad financiera es mas bien suerte...también tenia un monton de japón y me la metió tanto por el recorrido del nikkei como, sobre todo, por el mínimo histórico del yen frente al euro (pero el yen subirá...tiene que subir...a la primera amenaza de que los japoneses suben tipos se acabo el regalo). De hecho, tenia mas japón que bonos argentinos.
Muy buena la frase de torrijos. Te referís al torrijos de panamá, no? Lo escuchaste a el en persona?. Yo lei el libro de graham greene...getting to know the general...parecia piola el general, aunque el libro era un poco alcahuete.
La cuestión es que con Kirchner ,todos con la cabeza baja y en fila a comulgar. Triste la cosa. La cuestión es que en esta argentina se filtra todo...hasta que sacaron un viaje a cancún del ipc y no actualizaron el precio de la lechuga. Pinta que sino, el ipc daba 2,3%.
Eso si...tenemos pistas, pero la inflación real no la sabremos nunca. Otro misterio nacional. Argentina es asi...nunca se sabe nada, todo está medio velado...desde la inflación hasta quien mató a cabezas, metió la bomba de la amia o secuestró a Gerez. Todo es confuso, a tientas, gris, con miles de protagonistas. Para afanar o mentir, no hay pais como el nuestro. El bife de chorizo también salé bien.
Un abrazo melancólico,

El Ruso

Marcelo dijo...

Ruso, cortito.
Insisto, yo que estoy haciendo mis primeros pininos en eso de diversificar riesgos en inversiones financieras (para sobrevivir dentro de quince años, no ahora), admiro a aquel que logra obtener tremendo interés.
La suerte debe acompañar, no hay duda, pero antes, hay que saber.
Lo de Torrijos se lo escuché decir a él, no personalmente, sino por radio.
Cuando era bastante joven, mi viejo me regaló una Noblex con onda larga y onda corta. Y yo me pasaba largas horas, a la salida del colegio, por las noches, los fines de semana, escuchando y escuchando de todo un poco.
Y un día, algo más crecidito, escuché un reportaje radial a Torrijos. Y ahí se me grabó esa frase que siempre me viene bien, la tengo presente, en primer lugar, para mi mismo. Para no quejarme al dope cuando me pasan algunas cosas.
Con la melancolía propia de un lunes en la mañana, un saludo.